Usufructo, nuda propiedad y mi declaración