Seleccionar página

S.O.S Mi primer trimestre como autónomo ¿y ahora que?

primer trimestre como autónomo

 

El inicio de una actividad empresarial o profesional  origina una serie de obligaciones fiscales que tendrás que cumplir desde el primer trimestre como autónomo.

Hoy en día es habitual iniciar tu actividad empresarial o profesional bien como persona física o bien como miembro de una entidad en régimen de atribución de rentas aunque posiblemente con la nueva reforma fiscal en el momento de desarrollar una actividad se empiece a optar más por una sociedad mercantil  cuando la actividad sea desarrollada por dos o más miembros ya que a partir del año 2016 se tiene pensado que las sociedades civiles que ahora son sujetos del impuesto sobre la renta de las personas físicas empiecen a ser sujetos pasivos del impuesto de sociedades.

Centrándonos en el momento actual tanto si inicias la actividad como persona física o miembro de una entidad en régimen de atribución de rentas serás sujeto pasivo del impuesto sobre la renta y desde tu primer trimestre como autónomo  tendrás la obligación de realizar pagos fraccionados. Salvo que seas un profesional y tus ingresos estén sujetos a retención en más de un 70% en cuyo caso no tendrás dicha obligación

Además si en tu primer trimestre como autónomo contratas   los servicios de un profesional o tienes trabajadores también estarás obligado  a retener. La retención no es más que detraer parte del pago que le debes hacer al profesional para después ingresarlo a su nombre en hacienda para que este posteriormente se lo pueda descontar a la hora de hacer la declaración.

Por otra parte posiblemente tu actividad se encuentre sujeta al impuesto sobre el valor añadido lo cual hará que trimestralmente tengas que declarar el IVA desde el primer trimestre como autónomo después de que hayas cursado el correspondiente alta en hacienda.

Además si alquilas un local las obligaciones fiscales se siguen aumentando ya que no solo tendrás la obligación de retener  al profesional o a los trabajadores que tengas en tu plantilla sino que también existe obligación de retener al dueño del local salvo contadas ocasiones previamente acreditadas.

Hoy en día la normativa fiscal está en constante momento de actualización  y cambio por lo que incluso la declaración más sencilla  puede resultar compleja por lo que la mejor inversión que puede realizar cualquier autónomo en su primer trimestre como autónomo es la de contratar los servicios de un buen profesional que no sea únicamente capaz de presentarle sus impuestos sino de optimizar los mismos.

Si has seguido mi consejo y has optado por contratar los servicios de un buen profesional te puedo asegurar que a la larga veras que es una buena inversión ya que son tantos los modelos que debes presentar (ya que a estos modelos que te he comentado anteriormente deberan de añadirse en muchos casos sus resumenes anuales) y es tal el cambio que se está produciendo en la normativa fiscal que intentar llevar por ti solo tu gestión fiscal te va ocasionar en el mejor de los casos una pérdida de tiempo considerable que podrías invertir en otros aspectos de tu negocio y en el peor de los casos un sinfín de problemas con la administración tributaria ya que no seria de extrañar que se te olvide de presentar al modelo

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)